Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La guitarra también es arte

Compartir este post en:

Cuando hablamos de arte, muchos de nosotros pensamos en pintores increíbles que dibujan verdaderas obras de arte, o en célebres escritores que escriben una novela capaz de extasiar el alma y de obnubilar todos nuestros sentidos. Pero, a veces, se nos olvida de que el arte tiene muchas vertientes y, aunque no todas sean reconocidas como tal, la realidad es que son tan válidas como expresiones de arte como cualquiera de ellas.

Hoy vengo a hablaros de un tipo de arte que, normalmente, pasa de inadvertido allá donde va… pero que es igualmente extasiante y embriagador para el alma.

Os hablamos de la guitarra. De cualquier tipo de guitarra.

Breve historia de la guitarra

Una de las cosas que más me gusta a la hora de escribir un artículo es investigar un producto, servicio o pensamiento para conocer su origen y su evolución a lo largo de la historia. Me parece algo de vital importancia para saber cómo hemos llegado a lo que tenemos ahora.

La guitarra es un instrumento musical de cuerda que ha sido utilizado durante siglos en todo el mundo. Aunque su origen exacto es incierto, se cree que la guitarra evolucionó a partir de instrumentos de cuerda utilizados en la antigüedad.

La guitarra moderna tiene su origen en España en el siglo XVI, donde se desarrolló a partir de la vihuela, un instrumento de cuerda pulsada similar. La guitarra española tenía seis cuerdas y un cuerpo de madera con una caja de resonancia en forma de ocho. De hecho, creo que no hace falta que la describa para que sepas de qué te estoy hablando, exactamente.

Durante los siglos siguientes, la guitarra se agudizó por todo el mundo, adoptando diversas formas y estilos de música. En el siglo XIX, se desarrolló la guitarra clásica, con un diseño refinado y técnicas de interpretación avanzadas.

A mediados del siglo XX, la guitarra eléctrica se hizo popular, especialmente en la música rock y pop. La guitarra eléctrica tiene un cuerpo sólido y utiliza pastillas electromagnéticas para amplificar el sonido, y  suena mucho más electrónica que la española general.

Hoy en día, la guitarra sigue siendo uno de los instrumentos más populares del mundo y se utiliza en una amplia variedad de géneros musicales. Desde el flamenco y la música clásica hasta el blues, el rock y el heavy metal, la guitarra ha evolucionado para adaptarse a una amplia variedad de estilos y gustos musicales.

No cualquier persona que quiera puede tocar la guitarra. De hecho, aquellas personas que intenten coger una guitarra de primera vez, va a darse cuenta de la enorme complejidad que conlleva aprender a tocar una guitarra.

La guitarra, como cualquier otro oficio, también se estudia

El guitarrista, productor y compositor Nico Sánchez nos explica que estudiar música con un instrumento no debe confundirse con las clases obligatorias de música de nuestra educación obligatoria. De hecho, nos confirma que se puede aprender a tocar la guitarra desde cero de forma sencilla, divertida y efectiva, ¡y hacerla incluso tu amiga!

Eso sí, te pedimos que no pienses que los instrumentos musicales son algo a lo que dedicarle un par de horas a la semana y se acabó. Aprender a tocar la guitarra es un proceso que requiere mucha dedicación y práctica, porque es algo muy complicado que va a requerir de todas tus ganas, tu motivación y, por supuesto, tu esfuerzo.

Existen diversas formas de estudiar guitarra, desde lecciones privadas con un profesor hasta cursos en línea y tutoriales en video. Pero, desde aquí, te invitamos a plantearte la opción de estudiarla en persona porque tiene un mayor número de beneficios a tu alcance.

En las lecciones de guitarra, un instructor experimentado puede ayudar a los estudiantes a aprender técnicas de interpretación, teoría musical y práctica de la guitarra. Los estudiantes también pueden, además, estudiar por su cuenta, utilizando recursos como libros de instrucción, partituras y videos en línea.

Además de aprender a tocar la guitarra, también hay otros aspectos importantes del oficio de guitarrista que se pueden estudiar, como la historia y la teoría de la música, la producción musical y la ingeniería de sonido. Todos estos conocimientos pueden ayudar a los guitarristas a mejorar su habilidad y creatividad en la interpretación musical.

Los jóvenes que tocan un instrumento rinden mejor

Se ha demostrado que aprender a tocar un instrumento musical puede tener beneficios positivos en el rendimiento académico de los jóvenes. Hay varios estudios que han encontrado una conexión positiva entre la educación musical y el rendimiento académico.

Por ejemplo, un estudio realizado por el Centro de Investigación de la Música y el Cerebro de la Universidad de Montreal descubrió que los niños que tocaban un instrumento musical mostraban una mejor capacidad de memoria verbal y no verbal, así como una mayor capacidad de procesamiento de información que los niños que no tocaban un instrumento.

Otro estudio realizado por la Universidad de Kansas encontró que los estudiantes de secundaria que participaban en programas de música mostraban un rendimiento académico significativamente mejor que los estudiantes que no participaban en programas de música.

Además de mejorar el rendimiento académico, aprender a tocar un instrumento musical puede tener otros beneficios para los jóvenes, como mejorar la coordinación mano-ojo, la capacidad de concentración, la autoestima y la creatividad.

En resumen, aprender a tocar un instrumento musical como la guitarra puede tener beneficios positivos en el rendimiento académico y otros aspectos del desarrollo de los jóvenes. Por lo tanto, es una actividad valiosa que se debe fomentar y apoyar en las escuelas y en el hogar.

La guitarra es arte

La guitarra es un instrumento musical que se puede utilizar para crear y expresar arte. La música es una forma de arte que ha sido valorada desde tiempos antiguos, y la guitarra ha sido utilizada como instrumento para interpretar una amplia variedad de géneros y estilos musicales tanto en las calles como en el interior mismo de los palacios.

Tocar la guitarra es una forma de expresión creativa que permite al músico transmitir emociones y sentimientos a través de la música. La guitarra también puede ser utilizada en la composición de música, permitiendo al compositor crear piezas únicas y originales.

Además, la guitarra también se puede utilizar en conjunto con otras formas de arte, como el baile, el cine y la poesía. Por ejemplo, la guitarra española es una parte integral del flamenco, una forma de arte que combina música, baile y canto. En el cine, la música de la guitarra se ha utilizado para crear ambientes y transmitir emociones en escenas de películas.

Formas de arte con este instrumento

Si todavía no me crees, déjame decirte que existen varias formas de arte que involucran la guitarra, algunas de las cuales se mencionan a continuación:

  • Música: por supuesto, la guitarra es un instrumento musical versátil que se utiliza en muchos géneros y estilos, desde el rock y el pop hasta el blues, el jazz y la música clásica. Tocar la guitarra y componer música es una forma de arte que permite al músico expresarse creativamente.
  • Baile: la guitarra es un componente importante del flamenco, un género de baile español. Los bailarines de flamenco utilizan la guitarra para marcar el ritmo y la intensidad del baile, lo que permite una expresión artística más completa.
  • Poesía: la guitarra se utiliza a menudo para acompañar la poesía recitada. La combinación entre la guitarra y la poesía puede crear una experiencia artística única, emotiva y completamente conmovedora.
  • Artes visuales: la guitarra es un objeto estéticamente hermoso que se puede utilizar como inspiración para la creación de arte visual. Los artistas pueden crear pinturas y dibujos de guitarras, o incluso utilizar piezas de guitarras viejas para crear esculturas y otros objetos de arte.
  • Producción musical: la guitarra es un instrumento importante en la producción musical y se utiliza en la grabación y producción de música. Los ingenieros de sonido y productores utilizan la guitarra para crear pistas de acompañamiento, arreglos y solos de guitarra en canciones grabadas.

Cómo ayuda en la terapia

La guitarra puede ser una herramienta muy útil en la terapia, especialmente en terapias enfocadas en la música y la creatividad. La música ha sido utilizada durante siglos como una forma de expresión y comunicación emocional, y la guitarra en particular es un instrumento muy versátil que puede ser utilizado en una amplia variedad de estilos y géneros.

En la terapia, la guitarra puede ser utilizada para ayudar a los pacientes a expresar emociones y sentimientos que pueden ser difíciles de exponer en palabras. Los pacientes pueden tocar la guitarra para crear música que refleje su estado de ánimo, y pueden trabajar con el terapeuta para explorar los sentimientos que surgen durante la sesión.

Además, la guitarra puede ser utilizada para mejorar la concentración y la atención. Aprender a tocar la guitarra requiere de práctica y enfoque, lo que puede ayudar a los pacientes a desarrollar habilidades de atención plena y reducir la ansiedad y el estrés.

En resumen, la guitarra puede ser una herramienta valiosa en la terapia, especialmente para aquellos pacientes que disfrutan de la música y la creatividad.

Si estás interesado en explorar la terapia musical, habla con un terapeuta o un profesional de la salud mental que tenga experiencia en esta área.

Ahora ya sabes por qué la guitarra entra dentro de la rama del arte… y cómo puedes usarla en tu beneficio.

Articulos relacionados