El trabajador social: un artista del siglo XXI

El trabajador social

La carrera de Trabajo Social era una total desconocida para mí, hasta que hace unos años, antes de acabar el bachillerato, me hablaron de ella por casualidad, en el momento que me explicaron qué es tuve claro a lo que me quería dedicar.

Durante estos años de carrera como en todas las cosas ha habido asignaturas que me han gustado más y otras menos, pero haciendo un análisis general, la carrera me ha gustado bastante, la formación que se nos imparte para llegar a ser trabajadores sociales es muy enriquecedora no sólo a niveles teóricos sino también a niveles prácticos, es una carrera con un enriquecimiento personal muy importante. Creo que somos los artistas del siglo XXI.

Además tuve la oportunidad de hacer prácticas en una residencia de personas con demencia senil en Barcelona, donde pude comprobar todo lo bueno, pero también algunas cosas malas que tiene esta profesión. Y es que todavía no existe como tal un tratamiento para la demencia senil y eso dificultó mucho las cosas.

Os contaré algunas de las cosas que sucedieron. Me llamó la atención lo importante que son las TIC para este sector. Por ejemplo cuando en el Centro entra una persona nueva , mi misión como trabajadora social es realizar una visita domiciliaria. Es muy interesante hacer llegar mediante correo electrónico todas las ayudas que pueden o no solicitar.

Porque una de las cosas que he comprobado es que al principio, como se le hace una entrevista inicial, muchas familias reconoce que no sabían que existían ayudas para este tipo de cosas. Y he comprobado que en el caso de personas mayores y personas con tratamiento de demencia senil suele venir bastante bien. En este correo se le informa también de que papel tienen los servicios sociales en su problema, así como la trabajadora social del centro de salud o la enfermera de enlace.

Con esto nos evitamos tener que hacer más reuniones para entrega de informe o explicación de una solicitud de ayuda. Nos ahorra tiempo, nos acercamos a todos los miembros de la familia, y al facilitarle las cosas al familiar, le estamos ayudando en la tarea del cuidado.

Aunque para muchos es una herramienta del demonio, ya que es la principal causa de la separación de matrimonios, en esta profesión el whatassp es un arma imprescindible. Por ejemplo, cuando alguien va a venir al centro un poco más tarde, o cuando tiene medico, el whatsapp se convierte en una herramienta muy rápida para una comunicación de este tipo. Cuando hacemos un evento en el centro, como puede ser la celebración de un cumpleaños, es para las familias es gratificante que se les envíe fotos del momento.Ahora bien, como todo en la vida, las cosas es su justa medida. Si te obsesiona y lo usas mucho, también puede convertirse en un problema. Lo mejor es fijarte un horario.

El 5 de noviembre se celebra siempre el día del cuidador, un día donde se debería dar a conocer esta profesión de trabajador social, que a veces se confunde con otro tipo de actividad. Creo que la cuidadora, necesite el reconocimiento de un día especial, pero lo que si tengo muy claro es que hacen especial todos los días de la vida de aquellos seres queridos a los que cuidamos con cada segundo de nuestro tiempo, conciencia y vida.

 

 

Deja una respuesta