El arte de la serigrafía 

El arte de la serigrafía 

En Apadrina un artista nos gusta hablaros de diferentes artes y técnicas artísticas y hoy nos toca el turno de descubrir la serigrafía. Una técnica bastante desconocida. 

La serigrafía es una técnica de impresión que se emplea desde hace cientos de miles de años hasta la actualidad. La Real Academia Española define serigrafía como “procedimiento de estampación mediante estarcido a través de un tejido, originariamente seda”. Sin embargo, esta definición es bastante concreta como veremos a lo largo de este artículo, ya que se puede serigrafiar con multitud de materiales diferentes. 

No obstante, el concepto de la serigrafía es ese. Se trata de una técnica de impresión utilizada para reproducir un diseño en distintos artículos o productos diferentes. Un proceso que se puede realizar en infinitas ocasiones y repetir tantas veces como se desee. Y con el que se consigue el mismo resultado en todas las impresiones, sin perder resolución o cambiar el diseño. 

· Historia de la serigrafía 

Como os hemos indicado brevemente, la serigrafía es una técnica muy antigua que se realiza desde hace cientos de miles de años y que perdura en nuestros días. Se cree que la serigrafía nació en la cultura oriental, concretamente en la antigua China. Existe una leyenda que indica que en el país asiático se utilizaban cabellos como material para serigrafiar y que después se cambiaron los cabellos humanos por seda. Y de este material surge el nombre de la técnica de impresión, ya que la seda en latin es “sericum” y escribir en griego se dice “graphe”, por lo que uniendo estas dos palabras surgiría el término de serigrafía. 

No obstante, a pesar de que se crea que la serigrafía surgió en la antigua China es cierto que las impresiones más antiguas son de las islas Fiyi en el Pacífico. Unas impresiones que datan del año 3000 antes de Cristo y que nos pueden ayudar a comprender la antigüedad de esta técnica de impresión. 

Está claro que la serigrafía ha ido evolucionando a lo largo de la historia y que hoy en día se cuenta con maquinaria de última generación para realizar la impresión que garantiza el mejor resultado posible y de una forma muy rápida. Un proceso que nada tiene que ver con el que se realizaba en la antigüedad. 

· Serigrafía en diferentes materiales y artículos 

Hemos indicado que la seda fue un material que se utilizaba para serigrafiar, pero actualmente es un material en desuso para esta técnica ya que no presenta resistencia a la humedad por lo que se suele deteriorar con facilidad. Hoy en día se utilizan más otro tipo de materiales como el nylon, el poliéster o las tintas acrílicas. Pero se puede serigrafiar también con materiales preciosos como el oro o el platino para conseguir productos únicos y brillantes. 

También hay que indicar que antiguamente la serigrafía se utilizaba principalmente para materiales textiles. Sin embargo, actualmente se puede serigrafiar prácticamente cualquier producto o artículo. Así en el mercado se pueden encontrar desde paraguas, abanicos, camisetas, mochilas, bolsas, carpetas o gorras. O incluso se puede serigrafiar el cristal y el vidrio como veremos a continuación. 

· Serigrafía hasta en cristal y vidrio 

Sí, actualmente se puede serigrafiar el cristal y el vidrio. Existen diferentes técnicas para serigrafiar este tipo de material. “Una técnica común es la serigrafía con esmaltes cerámicos, también llamado este proceso como vitrificado. Con esta técnica se consigue un decorado resistente, se puede realizar con una amplia paleta de colores y es combinable con otros métodos decorativos. También para serigrafiar el vidrio utilizamos tintas orgánicas, un método que amplía prácticamente al infinito las posibilidades de diseño y color. Un método con el que se obtiene la máxima definición y que además es respetuoso con el medio ambiente”, explican sobre las técnicas de serigrafía en vidrio y cristal desde Serijerez, empresa referente en el sector. 

Además, desde esta empresa nos han confirmado que se pueden utilizar materiales preciosos para serigrafiar productos. “Nosotros realizamos un proceso de impresión donde utilizamos materiales preciosos, principalmente oro y platino. Se trata de una mezcla que contiene hasta un 12% de estos materiales. Lo que se consigue con este tipo de material son acabados brillantes, elegantes y de calidad”, señalan desde Serijerez. 

En resumen, esperamos que con este artículo hayáis podido descubrir un poco mejor el arte de la serigrafía. Desde su historia a sus aplicaciones en la actualidad, las técnicas que utilizan los expertos o los diferentes artículos que se pueden encontrar en el mercado.