Bufandas de fútbol artesanas

Bufandas de fútbol artesanas

Mi hermano y yo somos unos fanáticos de fútbol desde bien pequeños, de esos que adoramos esos viejos campos donde se olía a puro y los jugadores acababan de barro. Un fútbol del que ahora queda bien poco, ya que es ante todo un negocio donde parece que la historia solo se usa cuando se puede sacar algo por ella.

Nosotros sí que vimos una manera de utilizar la historia, pero para dar un toque retro que incite a los espectadores a revelarse contra el fútbol del siglo XXI. Nuestra idea era sobre todo realizar bufandas artesanas de lana de las de antes.

Los colores de nuestro equipo presentes y de esas que de verdad abrigan, no los modelos que se usan ahora que casi parecen una toalla de secarte las manos en el baño. Así que nos pusimos en marcha con buenos fabricantes artesanos y nos pusimos manos a la obra con los papeleos y con intención de hacer patente que frente a este mercantilismo que vivimos, muchos nos revelamos, pero seguiremos animando al equipo de nuestros amores, aunque ahora sea propiedad de gente que en lo que menos piensa muchas veces es en los aficionados.

Vital una buena campaña publicitaria

A la hora de hacer la campaña queríamos llegar a mucha gente por lo que recurrimos a poster y panfletos por todos los campos de primera y segunda división, incluyendo las islas (Dios bendiga a las low-cost). La recepción y las ventas por el público ha sido genial, eso por no hablar de nuestras pintas ochenteras, todo tiene que ir en consonancia ¿no?

Para hacer los poster y panfletos recurrimos en cuanto al diseño y realización a graficasxpress.com que llamaban la atención y mucho. Las primeras jornadas de liga, han sido tan intensa y con tantos pedidos que literalmente se nos ha hecho complicadete atender a todos los pedidos, que lógicamente y con algunos retrasos los hacemos frente.

En nuestra página de Internet lo mismo, incluso tuvimos que recurrir a un plan de usuario más alto para que no se quedara la página caída cada vez que había sobrecarga. Nuestra idea parece que ha calado y ójala termine la temporada con cada vez más bufandas añejas.

La esencia del fútbol es esa, lo mismo que las botas de fútbol, que tenían que ser negras y dejarse de colorines que no valen al final para nada. Somos de los que confiamos en que volverá la época de llevar botas negras.

Somos sabedores de lo complicado que es ver esta gallina de los huevos de oro que es el fútbol se vaya al garete, pero mejor es movernos e intentarlo, que no quedarnos en casa protestando y sin hacer nada. Si encima te ganas la vida bien haciéndolo mejor que mejor ¿no?

Nuestro consejo es que si sabéis hacer algo o tenéis la intención de llevarlo a cano y es medianamente posible os lancéis, pero eso sí, poniendo toda la carne en el asador, ya que en la emprendeduría no caben los términos medios si se quiere tener éxito.