La abogacía, una de las actividades profesionales con más futuro

La abogacía, una de las actividades profesionales con más futuro

En nuestro país, por suerte, cada vez tenemos más gente preparada y con un nivel de estudios elevado, que hace, que como ciudadanos nos sintamos orgullosos de ellos. Se trata de profesionales, expertos en diferentes campos de la vida que hacen que la sociedad progrese y lo haga con los mejores especialistas en cada una de sus funciones, desde médicos a panaderos, desde barrenderos a jueces… todos ellos se forman para poder dar lo mejor de si mismos en sus trabajos y, así, poder conseguir una excelencia laboral. Pero lo cierto es que, en gran parte, motivados por la crisis, muchos de estos profesionales están buscando en el extranjero un futuro mejor, sin embargo, los que aquí se quedan, no son peores ni mucho menos, simplemente, han tenido la suerte de encontrar trabajo cerca de sus domicilios o han sido capaces de emprender laboralmente por ellos mismos. Uno de estos gremios que habitualmente se queda en España es del que os vamos a hablar hoy, el de los abogados y es que son tantas sus tareas, que fácilmente encuentran trabajo.

Un abogado es aquella persona que ejerce de forma profesional la defensa jurídica de una de las partes en los diferentes juicios que se celebran, así como los procesos judiciales y administrativos ocasionados por esa defensa. Sin embargo, no es lo único, ya que, además, asesora y da consejo en materias jurídicas puesto que cuenta con amplios conocimientos en diversas áreas de la legislación, desde materias penales a laborales, pasando por comerciales, administrativas, tributarias u otras.

Entre las funciones más habituales que puede desempeñar un abogado, se encuentran las de:

  • Defensa de los diferentes intereses de su cliente en cualquier tipo de procedimiento judicial, sea de la índole que sea y en el ámbito de cualquier jurisdicción.
  • Negociación y redacción de diferentes tipos de contratos, ya sean estos, públicos o privados.
  • Defensa de los intereses de su cliente en materia urbanística, llegando incluso a actuar, en caso de que sea preciso, ante las diferentes administraciones, nacionales, locales, regionales…
  • Asesoramiento en los diferentes tipos de operaciones inmobiliarias, sobretodo, en el caso de compraventa y arrendamiento de inmuebles o fincas. Esto se haría mediante la redacción de los documentos y contratos necesarios para llevar a cabo la operación de una forma acorde con la ley vigente.
  • Asesoramiento fiscal y preparación de todo tipo de declaraciones y obligaciones fiscales y tributarias, tanto para empresas como para particulares.
  • Redacción de testamentos, particiones hereditarias, declaraciones de herederos sin testamento, además de los procedimientos judiciales que se puedan derivar de esta materia.
  • Redacción de capitulaciones matrimoniales.
  • Asesoramiento en cuanto a gestión de derechos en materia de propiedad intelectual e industrial.
  • Reclamación de todo tipo de deudas y obligaciones contractuales con diferentes empresas y particulares.
  • Intervención en las negociaciones laborales.
  • Redacción de escritos y recursos para las diferentes administraciones en materia administrativa. Además de actuaciones como defensa ente imposiciones de sanciones o multas por parte de cualquier organismo.
  • Mediación en diferentes conflictos, ya sean laborales, empresariales, vecinales, familiares u otros.
  • Constitución, gestión y disolución de cualquier tipo de sociedad mercantil o civil, además de asesoramiento en materia de derecho empresarial.
  • Intervención como árbitro en conflictos entre empresas o personas.
  • Reclamaciones a las compañías aseguradoras en caso de siniestros, independientemente de que sea a los responsables o a las administraciones.
  • Reclamación y gestión de derechos y pensiones a la administración, ya sea a la Seguridad Social, en materia de desempleo, maternidad, incapacidades, jubilación… en función de lo que se necesite.

La realidad es que los abogados son uno de los gremios más completos que nos podemos encontrar y no todos son especialistas en cada una de sus funciones, es por ello, que sea cual sea el motivo por el que necesitemos la presencia y el asesoramiento de un abogado, debemos de contar con Trámites fáciles Santander Abogados y Asesores, y es que con su amplio equipo, siempre estaremos cubiertos ante cualquier situación.

Las nuevas tecnologías y la abogacía

Los abogados no se quedan atrás en lo que a nuevas tecnologías se refiere y en nuestro país ya hay más de 60.000 abogados digitales, lo que supone que casi la mitad del censo colegiado ya haya obtenido el certificado que les permitirá gestionar procesos judiciales a través de la red y es que en un mundo cada vez más avanzado tecnológicamente, internet es el futuro.