Evitar insectos en nuestro trabajo

Muchos objetos de artesanía tienen la madera como principal material. No en vano desde antiguo la madera servía para crear muebles, objetos cotidianos, estéticos, etcétera. Sin embargo siempre ha tenido un problema: al ser un producto por lo general matural, cuenta con su sitio en la cadena alimenticia de insectos. Por eso, siempre ha contado con un tratamiento complicado y por tanto requiere de ciertos cuidados.

Algunos consejos para evitar que los insectos lleguen a los muebles o utensilios de madera y los ataquen, son:

Controlar la humedad: muchos insectos crían y se sienten más cómodos en los ambientes húmedos. Si tu lugar de trabajo u hogar cuenta con mucha humedad, prueba a equilibrarla con pulverizadores de vapor de agua. Mantener los espacios pequeños ventilados también es una opción para regular la humedad.

Proteger la madera: la aplicación de pintura, poliuretano u otros selladores de agua evitan la humedad en la madera y funcionan como barrera, por lo que es muy difícil que un insecto se instale allí. 

Productos especiales para tratar la madera: el aceite de linaza o la pintura natural a base de agua son algunas opciones. 

Eso sí, hay quien puede respirar tranquilo frente a la aparición de las termitas, ya que un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y el Instituto Tecnológico AIDIMA han desarrollado nuevos tratamientos preventivos para evitar la aparición de termitas en la madera y hacerla inmune a estos insectos.

Pero, ¿qué hacer cuando no sólo insectos que afecten a la madera? Las cucarachas, grillos o las ratas también traen plagas y por tanto problema en nuestro taller o lugar de trabajo, pudiendo afectar seriamente a nuestros productos de artesanía. Usar productos químicos sin haber consultado con profesionales puede afectar a nuestra obra. Por eso lo mejor es contar con una empresa de control de plagas. Control Plag es una empresa de Almería con más de 20 años de experiencia que ayuda a erradicar la sobrepoblación de ratas, cucarachas, insectos y otros, usando para ello seriedad y rigurosa puntualidad en las revisiones. 

Trabajan en varios sectores, tanto en viviendas particulares como en todo tipo de establecimientos, locales, oficinas o negocios. Por eso, pon a salvo tu taller de artesanía de molestos visitantes que pueden arruinar tu trabajo y además dan mala imagen.

Deja un comentario