Chuches para todos

Desde luego en los últimos años se ha vivido una auténtica resurrección de los dulces, la confitería y las chucherías como producto artesanal. Las golosinas industriales ‘de goma’ han dado paso a chuches realizadas con zumo de frutas por ejemplo. Pero más allá de eso, si en algo se ha innovado, ha sido en el diseño. Las chuches ya no se regalan en una simple bolsa de plástico. La nueva concepción las compone de mil formas, colores y empaquetados que las convierten en un detalle original y adorable.

También se ha extendido su consumo: las chuches ya no son solamente cosa de niños. Han pasado a estar en las cocinas de los hogares, como detalle por alguna celebración o evento, incluidas las bodas. Aprovechando todo esto, la empresa Regala Chuches ha querido perfilarse como una tienda de regalos incorporando siempre elegantes diseños con chuches confeccionados con las más exquisitas golosinas. Regala Chuches lleva muchos años dedicada al mundo de diseños de este tipo y establece soluciones creativas que divide en tres secciones: en cestas, bodas y niños.

En cuanto a las cestas , la empresa indica que son perfectas  “Para felicitar un nacimiento, porque es un regalo que ofrece todo lo necesario para el bebé y las mejores chuches para los mayores o los hermanos del recién nacido.” En este sentido, se indica que algunos de los modelos que venden incluyen detalles para el bebé, tales como peluches y mantas. ¡Pero hay muchas más! Como regalo de cumpleaños para adulto, también pueden usarse, puesto que las cestas también pueden ser perfectas compañera de una botella de ginebra. En definitiva, resulta una opción muy original y rentable para pensar como regalo.

La línea dedicada a las bodas  se orienta sobre todo a este tipo de eventos tan especiales, en los que las chuches supondrían un detalle con el que sorprender a los invitados. Al igual que con las cestas, puede darse un uso de las golosinas como acompañamiento de una copa, o bien colocarlas en los asientos de las mesas como regalo de bienvenida en el convite, como adorno o recuerdo. En forma de ramo, brocheta o por supuesto un candy bar, en el que elaborar una especie de barra libre de chucherías; toda idea es buena para el toque dulce a una boda.

Y por último… ¡los niños! La pareja perfecta de la chuchería es sin duda la edad infantil. Graciosamente preparadas y adornadas para cumpleaños, comuniones… es cierto que la nutrición infantil hay que cuidarla y que el abuso de las chuches hay que evitarlo por sus altos niveles de azúcar,  pero… ¡a nadie le amarga un dulce! O si prefieren seguir con el refranero, ¡una vez al año no hace daño!

Además en Regala Chuches realizan composiciones de chucherías a medida y personalizadas para cada situación; así como que animan a realizar las propias composiciones del cliente para dar como resultado una obra única y sobre todo… ¡deliciosa!

Deja un comentario