Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Transporte de animales: situación jurídica y medidas de protección

Compartir este post en:

El transporte de animales se refiere al transporte de animales vivos dentro de un país o a través de las fronteras nacionales. Se pueden utilizar diversos medios de transporte como camiones, trenes, barcos o aviones.

Base jurídica para el transporte de animales

Las regulaciones para el transporte de animales están consagradas tanto a nivel nacional como europeo. Las leyes y regulaciones más importantes incluyen:

  • Ley de Bienestar Animal: En España, la Ley de Bienestar Animal constituye la base legal para la protección de los animales y, por lo tanto, también regula el transporte de animales.
  • Ordenanza de Transporte de Bienestar Animal: La Ordenanza de Transporte de Bienestar Animal especifica los requisitos para el transporte de animales en España.
  • Reglamento (CE) Nº 1/2005: Este reglamento a escala de la UE regula la protección de los animales durante el transporte dentro de la Unión Europea.

Requisitos para el transporte de animales

Los profesionales en transporte animales por el medio de avión, Animales por Avión, nos han señalado que este sector debe cumplir a rajatabla con El Reglamento sobre el transporte para el bienestar de los animales y el Reglamento (CE) Nº 1/2005, en el que se imponen requisitos diferentes al transporte de animales para garantizar su bienestar. Estos incluyen, pero no se limitan a:

  1. Condiciones generales de transporte: Los animales sólo podrán ser transportados si se encuentran en un estado de salud adecuado y el transporte no causa dolor, sufrimiento o daño innecesario.
  2. Medios de transporte e instalaciones: Los medios de transporte deben estar adaptados a las necesidades de cada especie y contar con ventilación, control de temperatura e iluminación adecuados.
  3. Personas responsables: Para cada transporte de animales, se debe designar a una persona responsable que sea responsable del cumplimiento de las regulaciones de bienestar animal.
  4. Duración del transporte y períodos de descanso: La duración del transporte está limitada en función de la especie y deben planificarse períodos de descanso suficientes.
  5. Alimentación y suministro de agua: Durante el transporte, los animales deben recibir alimentos y agua adecuados.
  6. Documentación: Ciertos documentos deben estar disponibles para cada transporte de animales, como un plan de transporte y un certificado veterinario.

¿Qué está permitido en el transporte de animales conforme a la Ley Europea?

Para garantizar que los transportes sean lo más respetuosos posible con los animales, la Unión Europea ha aprobado leyes. Desde 2007, el Reglamento de la UE sobre la protección de los animales durante el transporte (CE Nº 1/2005) se aplica a cualquier persona que transporte animales vivos comercialmente. Regula el espacio disponible, la altura del techo, el suministro de alimentos y agua, el tiempo máximo de transporte, los tiempos de transporte y descanso y mucho más. Con el fin de proporcionar a los animales la mayor protección posible durante el transporte en países no europeos, las regulaciones de la UE también se han aplicado a través de las fronteras de la UE desde 2015, es decir, hasta que se llega al destino.

En general, el Reglamento de Transporte de Animales de la UE estipula que el transporte de animales no puede durar más de ocho horas. No obstante, esta duración máxima del transporte podrá prorrogarse. Sin embargo, se aplicarán regulaciones más estrictas a tales transportes de larga distancia de más de ocho horas. Por ejemplo, los vehículos de transporte deben tener requisitos estructurales y técnicos especiales para ello. Estos incluyen, entre otras cosas, un sistema de control de temperatura, acceso permanente para los animales a dispositivos de bebida y un sistema de navegación especial. Además, todos los transportes de larga distancia deben estar planificados y registrados con precisión antes del inicio del viaje, así como aprobados por un veterinario oficial.

Además, el reglamento de la UE establece regulaciones especiales sobre el tiempo de viaje. Esto significa que los conductores tienen que tomar descansos regulares y dirigirse a las estaciones de suministro donde los animales se descargan para descansar y alimentarse. Estas regulaciones varían dependiendo de la especie. Para los cerdos, por ejemplo, se aplica lo siguiente: 24 horas de viaje – 24 horas de descanso en una estación de suministro – 24 horas en automóvil. El ganado puede ser transportado por hasta 29 horas hasta que sea necesario tomar un descanso de 24 horas.

Ejemplo: Transporte de caballos

Un ejemplo de transporte de animales es el transporte de caballos a torneos, subastas o eventos de cría. Los propietarios de caballos y las empresas de transporte deben asegurarse de que se cumplan los requisitos legales. Estos incluyen, por ejemplo, la provisión de suficiente espacio y ventilación en el vehículo de transporte, una velocidad adaptada durante el viaje, controles regulares del caballo durante el transporte y el cumplimiento de los períodos de descanso e intervalos de alimentación.

Ejemplo: Transporte de animales de granja

Hoy en día, los animales de granja se transportan principalmente en camiones, rara vez por ferrocarril, barco y avión. Como estándar, el transporte se lleva a cabo en camiones de una o varias plantas. Los animales más grandes como vacas, ovejas, cabras y cerdos se mueven libremente en las cubiertas respectivas.

Los animales más pequeños como pollos o pavos, por otro lado, generalmente se alojan en cajas apiladas o jaulas. Existen requisitos uniformes para el equipamiento de los vehículos de transporte en la UE.

Controles y sanciones por incumplimiento

El cumplimiento de las regulaciones para el transporte de animales está controlado por las autoridades competentes tanto en España como en la UE. Las violaciones de las regulaciones legales pueden resultar en multas, prohibiciones de conducir o, en casos graves, incluso sanciones penales.

Para evitar problemas legales con el transporte de animales, los propietarios de animales (domésticos, granja o exhibición) y las empresas de transporte deben informarse con suficiente antelación sobre las regulaciones aplicables y cumplirlas de manera consistente. Esto incluye, en particular, la elección de un vehículo de transporte adecuado, la planificación cuidadosa de rutas y períodos de descanso, así como la cooperación con socios confiables en el campo del transporte de animales.

Articulos relacionados