Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Esoterismo y arte: una relación verdadera, histórica y fuerte

Compartir este post en:

¿Qué tienen en común el esoterismo y el arte? Podría llegarse a pensar que no demasiado, pero es una relación en la que es mejor profundizar porque nos puede llegar a sorprender. Y es que los vínculos de estas dos facetas del saber son mucho más grandes de lo que podemos llegar a pensar. En los próximos párrafos, os vamos a contar algunas cosas que las dos facetas comparten y que no todo el mundo sabe.

El esoterismo es una rama del saber que llama mucho más la atención de lo que parece en un principio. No es solamente una cuestión de frikis, como se puede llegar a pensar en un primer momento. Es algo en lo que creemos muchas personas, aunque no lo queramos reconocer en público. ¿Nunca habéis mirado un horóscopo, por ejemplo? Esa es la acción que quizá podríamos catalogar como la más básica en relación al esoterismo. Y sí, sabemos que todos y todas alguna vez lo habéis mirado.

Las primeras personas que dicen que el esoterismo tiene una relación directa con el arte son aquellas que se dedican al primero de esos campos. Eso me ha quedado claro cuando le he preguntado por la relación entre ambas cosas a los amigos de El Árbol de la Vida, 5, quienes no solo aseguran que exista dicha relación, sino que consideran que hay muchos motivos para considerar que esa relación es capital para el surgimiento y la popularización del esoterismo en todo el mundo.

No son los únicos que así lo consideran ni mucho menos. Fijaos en el reportaje que se marca el Centro de Arte La Regenta en su página web oficial y que habla de esa relación entre los dos campos, especialmente en Occidente. En realidad, el reportaje es como una especie de introducción a un ciclo que organizó este centro en relación a esta cuestión.

Una de las cosas que particularmente me han parecido más interesantes es que el Tarot surge durante el Renacimiento en el norte de Italia y que la elaboración artística de las distintas barajas con las que se empezó a forjar esta actividad (además de sus significados) se basó en influencias de maestros de arte italianos y franceses. Este es el mejor ejemplo que he encontrado para ilustrar cómo se relaciona una cosa con la otra. Y la verdad es que no está nada mal, ¿verdad?

Si somos un poco más retorcidos, nos daremos cuenta de que el arte es la mejor manera que ha tenido el esoterismo de conseguir dotar de una imagen mucho más poderosa para sus productos. La verdad es que es la mejor herramienta de marketing de todas cuantas podemos obtener y no cabe la menor duda de que sin una herramienta como esta hubiera sido mucho más difícil que la gente se hubiera enganchado a una cuestión como esta.

Estamos convencidos de que muchas de las personas que por ejemplo suelen estar muy pendientes del tarot se empezaron a sentir ligadas a él cuando empezaron a ver sus cartas y vieron que los diseños eran de lo más llamativos. Así es como se hace afición en este campo. Y lo cierto es que ha funcionado realmente bien no solo en los momentos en los que nos encontramos, sino también a lo largo de los siglos en los que el esoterismo lleva formando parte de la sociedad y estando presente en la misma a través de sus distintas manifestaciones.

El esoterismo no solo tiene relación con la pintura 

Hay muchas ramas del arte que tienen esa conexión con lo esotérico. Y una de ellas es la que tiene que ver con la música. Buena parte de los y las cantantes más reconocidas del planeta suelen tener en consideración algún aspecto ligado a todo aquello que puede ser considerado esotérico. Madonna, Lady Gaga, Rihanna o Selena Gómez son algunas de las figuras que destacó una noticia publicada en la página web de la revista VEA. Beyoncé también está metida en esa lista, por cierto. Como veis, es curioso que, además de cantantes, sean personas tan sumamente reconocidas las que tengan una fe ciega en cuestiones como el horóscopo.

Seguro que hay muchas más personalidades ligadas al mundo del arte que tienen mucho que ver con esto, pero no llega a trascender a la opinión pública. No cabe la menor duda de que esto forma parte de la vida privada de la gente y que hay quienes prefieren no compartir nada que tenga que ver con un asunto así. Lo cierto es que todos y cada uno de nosotros y nosotras ha tenido contacto con el esoterismo alguna vez, aunque le haya llamado más o menos la atención. De hecho, es posible que cada vez que tengamos contacto con él nos llame la atención de una manera diferente a la anterior.

Las redes sociales, una vía de crecimiento 

Los últimos años están caracterizándose por un crecimiento en el número de personas que se encuentran interesadas en el esoterismo. Y no solo eso: también se ha conseguido alcanzar un perfil heterogéneo de personas que muestran interés en este tema. Ya no solo es un tipo de público objetivo el que quiere tener acceso a estos contenidos, ahora son muchos tipos de público, lo que hace que la fama y las opciones de crecimiento de los negocios que se dedican a esto sean mucho más grandes.

Las redes sociales han sido un canal a través del cual el esoterismo ha ido extendiendo su popularidad. Esto ha sido clave en la consecución de ese público más numeroso y heterogéneo del que estábamos hablando en el párrafo anterior. Y es que no cabe la menor duda de que este canal es uno de los que hay que trabajar con denuedo para conseguir que exista una popularidad todavía más grande de un negocio, con independencia del sector en el que se encuadre y del tamaño que tenga.

Es por esa vía por la que se han combatido muchos de los clichés y tabúes que rodeaban a una ciencia como la esotérica. Ya sabéis que todo lo que se viralice en redes sociales se convierte en un tema cercano, del que todo el mundo opina y que todas las personas empiezan a catalogar como normal. En otras palabras, si te da la sensación de ser “un bicho raro”, promueve que se te vea en redes sociales y dejarás de serlo. O, mejor dicho, la gente te dejará de ver así. Seguro que ya estáis familiarizados con este tema más que de sobra.

Esa es una de las grandes ventajas que ha tenido la digitalización de nuestra sociedad. Se han podido derribar algunos falsos mitos y se ha podido trasladar a todos los hogares los fundamentos y las características de diferentes ramas del saber que parecían desconocidas y sobre las que había demasiada información interesada y poca información real. Cuando la tecnología se usa para proporcionar luz sobre un tema, no tenemos duda de que es el mejor invento del mundo. Y esta es solamente una prueba más de ello.

Una de las cosas que hemos podido aprender gracias a la oportunidad de tener a mano canales oficiales de información sobre el esoterismo es precisamente lo que hemos destacado en los párrafos anteriores: la relación que tiene en el mundo esotérico y el arte. Es posible que este fuera un asunto absolutamente desconocido hasta hace algunos años, y estamos seguros de que todavía hay muchas personas que no conocían esa relación (de ahí el propósito de escribir este artículo), pero ya sí que existen maneras de conseguir proporcionar datos sobre este tema y despertar la curiosidad y la mente de las personas, algo que nunca debe faltar en los momentos en los que nos movemos.

Dotar de contenido a todos esos canales de información es algo para lo cual se requiere continuidad y no caer en la relajación. Ya hemos dicho que todavía hay mucha gente que no tiene conexión ni conocimientos en relación al mundo esotérico y creemos que es importante que toda la información de la que se pueda disponer esté en la mano del ciudadano o ciudadana para que pueda decidir si se acerca o no a este tipo de actividades. Lo pueden encontrar útil e incluso les puede hacer más llevadera su vida.

Estamos seguros de que el número de canales a través de los cuales podéis tener acceso a cualquier práctica esotérica o información sobre esta ciencia va a continuar creciendo de cara a los próximos años y que las próximas generaciones van a tener la información completa sobre ella a edades mucho más tempranas de las que teníamos nosotros y nosotras cuando pudimos comprender qué era el esoterismo. Ojalá que esto se extrapole a otros campos y que de este modo vayamos construyendo una sociedad más justa, más libre y, en definitiva, mejor, que falta nos hace a todas y cada una de las personas que formamos parte de ella.

Articulos relacionados