El cátering español, un sector repleto de artistas

El cátering español, un sector repleto de artistas

Que la gastronomía española es una referencia a nivel mundial es algo que a prácticamente nadie le sorprende en un momento como en el que nos encontramos. Los productos típicos de nuestra tierra son cada día más conocidos a nivel mundial: el gazpacho, la paella, el jamón, el queso, el vino, las migas… forman parte ya de la dieta de muchas de las personas que ven en España un país de artistas en lo que tiene que ver con la alimentación. Y eso hace que nuestro país tenga una reputación intachable a nivel internacional.

No cabe la menor duda de que en nuestro país no solo tenemos la suerte de contar con productos de este tipo, sino que además tenemos personas que conocen de primera mano esos productos y que consiguen que su tratamiento sea extraordinario. El tratamiento de los productos es tan importante como el disponer de ellos y en lo que tiene que ver con eso, en el interior de nuestras fronteras, podemos estar más que tranquilos. De hecho, si España tiene un volumen enorme de turismo también es gracias a su comida y sus productos, no solo gracias al sol.

Todo lo que os hemos comentado ha permitido que prolifere una serie de empresas en nuestro país que están especializadas en ofrecer una experiencia inolvidable en lo que tiene que ver con la comida. Hablamos, como no podía ser de otra manera, de las empresas dedicadas a prestar diferentes servicios relacionados con el cátering, algo que desde luego ya es tendencia en nuestro país y en lo que cada día está confiando más y más gente de diferentes condiciones sociales y económicas. Y es que no es para menos. Resulta que este tipo de empresas se han convertido en la referencia en lo que tiene que ver con el banquete de un evento como lo es una boda, una comunión o un bautizo.

Con esos mimbres, no nos extraña en absoluto que haya aumentado la facturación de un sector como este en los últimos años. Una noticia que fue publicada en el portal web Hosteltur informaba de que, en el año 2016, el sector del cátering había facturado un total de 3.385 millones de euros en nuestro país, algo que significaba un avance del 3’8% pero que dejaba clara otra cosa: que este sector ha venido para quedarse y para demostrar, no solo a los españoles sino también al mundo entero, que el cátering tiene una nómina de artistas entre sus filas muy grande.

Otro artículo, en este caso publicado en el portal web Hostel Vending, informaba de que en el año 2018 había seguido creciendo el volumen de negocio de un sector como del que venimos hablando. Según la noticia, ese incremento había sido del 4%, cuestión por la cual la facturación había cerrado el ejercicio de ese año en un nada despreciable volumen de 3.670 millones de euros. La verdad es que el cátering ha sido uno de los sectores que ha servido como barómetro para medir el crecimiento de la economía española.

Los artistas no solo son aquellas personas que generan música, literatura, danza, pintura o escultura. Hay muchas maneras de ser un artista y, desde luego, el trato exquisito de los productos típicos de nuestra tierra también da lugar a mucho arte. Precisamente por eso, los empleados y empleadas de las empresas de cátering ya merecen ser considerados como artistas. Los gerentes de La Frolita, una de las entidades especializadas en este tipo de servicios, procuran que todas y cada una de las personas que para ellos trabajan sean los mejores artistas en lo que respecta a la gastronomía española.

Un sector que sigue apuntando alto

A pesar de la crisis que pueda ocasionar el coronavirus, la verdad es que todos los profesionales del sector parecen confiados acerca de que, tarde o temprano, van a seguir creciendo. Y es que se ha generado una buena imagen de este tipo de negocios que va a ser de lo más interesante a la hora de continuar y perpetuar su modelo de trabajo. Y es que no es para menos. Desde luego, es evidente que la gastronomía española es una referencia en todo el mundo y que hay que sacar provecho de esa gran imagen que se deriva de nuestra cocina.

Estamos convencidos de que esa buena imagen va a generar buenas noticias más pronto que tarde en lo que tiene que ver con el sector del que venimos hablando. La calidad, al final, siempre se termina imponiendo sobre todos los obstáculos que le puedan surgir. Y la verdad es que el cátering de nuestro país así lo va a hacer. Estamos seguros de ello y de que vamos a seguir apostando por la mejor de las calidades en lo que tiene que ver con una gastronomía española que ha de continuar siendo una referencia a nivel mundial.