Benviure, ideas al servicio de la 3ª edad

Benviure, ideas al servicio de la 3ª edad

Cuando ves que tus padres llegan a una edad en la que se hace complicado que vivan solos llega el momento en el que se deben buscar soluciones. Las personas mayores suelen sentirse solas en casa, algo que ocurre tanto si están en su propia casa al cuidado de personas contratadas que no son familiares como cuando viven en el domicilio de los hijos, algo lógico, ya que por la diferencia de edad las rutinas diarias de estas personas son sustancialmente diferentes.

Las nuevas residencias y apartamento tutelados, una nueva manera de entender el cuidado a los mayores

En el caso de mi madre, pasaba buena parte del día sola, entre que mi esposa y yo estamos en el trabajo y que los nietos van al colegio y después salen a jugar con los amigos, es complicado, son etapas diferentes de la vida. Las personas mayores suelen sentirse mucho más acompañados por gente de su edad, algo que ocurre en los centros de día, donde se juntan para jugar a las cartas o para pasar un buen rato charlando.

Los mayores se van dando cuenta progresivamente y su mentalidad va cambiando, cada vez gustan más de irse a vivir a residencias geriátricas con gente de su edad y donde pueden hacer actividades propias de su época vital. Algo que sería absurdo negar es que al principio les cuesta adaptarse a un entorno nuevo, como a todos nos pasa cuando cambiamos de empresa o si nuestros hijos cambian de centro de estudios, pero al final nos adaptamos.

En nuestro caso particular leímos en internet un estudio en el que se comparaban las diferentes residencias de ancianos y el centro Benviure salía como uno de los de referencia, estaba cerca de Barcelona, por lo que nos venía genial para poder ver a mi madre.

La residencia geriátrica Benviure en Cataluña tiene un grupo de profesionales con grandes profesionales, un equipo humano y sanitario magnífico, al que acompañan unas habitaciones modernas y acogedoras, algo que en nuestra visita para ver las instalaciones nos sorprendió gratamente.

Casualidades de la vida el padre de un vecino nuestro estaba en esa residencia y nos dijeron que estaban muy contentos allí sobre todo con el trato humano que daban a los ancianos, algo que les preocupaba bastante de antemano.

Cuando estuvimos de visita nos enseñaron las dependencias, donde además de constatar el buen nivel de las instalaciones vimos como existían comedores independientes por cada planta, todo segmentado para atender a residentes con las más diversas patologías.

Esta residencia tiene su propia cocina, lavandería, médico las 24 hora del día, 6.000 metros cuadrados de jardines, financiación de la plaza en la residencia a medida, horarios abiertos de visitas, videovigilancia con los métodos más modernos, aparcamiento gratuito, fisioterapia, animación y talleres de memoria diarios y 86 plazas de carácter público.

Los ancianos que necesiten más atención en materia de salud tienen a su disposición servicios de medicina general, odontología, traumatología, psicología, cardiología, rayos x, urología, cirugía estética reparadora, tratamiento de varices, ginecología, análisis clínicos, podología, pruebas de esfuerzo, etc.

Los precios están dentro de lo normal en la zona del Baix Llobregat, unos 700 euros más barato de los precios que cuestan las residencias en Barcelona capital. Todo depende de la dependencia que tenga la persona, ya que cuanto más autónoma sea y menos cuidados necesite a diario, más económica será la plaza en esta residencia, caso de mi madre que por fortuna y hasta el día de hoy puede hacer sus cosas sin ayuda.

No puedo hacer otra cosa que recomendaros este centro, ya que los ancianos reciben unos cuidados muy completos y en un centro que es muy agradable.