Cómo reformar una casa sin obras

Cómo reformar una casa sin obras

A nadie en su sano juicio, por muchos ahorros que tenga, le puede apetecer meterse en obras en casa. Cocina patas arriba, baño patas arriba, pintura y polvo por todas partes y tú, junto al resto de tu familia, intentando sobrevivir a esa semana, mes o meses entre todo ese desastre. Sin embargo hay una posibilidad que puede ayudarnos a conseguir nuestros objetivos y que no implica gastar más dinero en casas de alquiler o alojamientos hoteleros: las reformas sin obras.

Puede que no hayáis oído hablar de ellas o puede que sí pero creáis que no funcionan o que es malgastar el dinero, pues bien, yo os digo que no, que lo he probado, que podéis hacerlas vosotros mismos como unos verdaderos artistas y que no son extremadamente caras.

Lógicamente si pretendes tocar electricidad o tuberías es imposible hacer una reforma sin obras, a no ser que tengas las tuberías por fuera de la pared y del suelo como ya ocurre en muchas nuevas viviendas donde, a través de pladur o falsos techos, se ofrece fácil acceso a las mismas para poder arreglar una avería sin necesidad de picar paredes, techos o suelos.

Normalmente, las estancias donde se suele hacer obra si quieres “redecorar” tu vivienda suelen ser baño y cocina porque en salón, comedor o dormitorios todo se reduce a pintura, textiles de hogar y muebles. Pero antes de entrar en las habitaciones, empecemos por el suelo. ¿Cómo podemos cambiar el suelo sin hacer obra?

Suelos

Si compras azulejo cerámico, tarima flotante o parqué, prepárate porque vienen curvas. Tendrás que quitar el suelo que hubiera previamente, echar cola, cemento, aislante o lo que sea necesario y luego tendrás que empezar a poner el suelo nuevo, bien con la ayuda de una radial para partir las piezas en la medida necesaria o con la herramienta que te resulte más cómoda. Ahora bien, ¿y si pudieras instalar un suelo nuevo, precioso, sólo con la ayuda de un cúter? Pues ahora es posible con los suelos vinílicos.

El suelo vinílico se presenta en láminas con o sin pegamento en la parte inferior de la misma que se pegan sobre el suelo actual de la vivienda. Para ello, se debe limpiar a conciencia el suelo, incluyendo las juntas que puedan haber, y luego deberás ir pegando las láminas vinílicas sobre éste. Podéis pensar que no será de muy buena calidad, que se rallará con facilidad o que durará poco pero la realidad es que actualmente hay suelos vinílicos que soportan hasta el ajetreo de niños y animales por más de diez años y son casi imposibles de rallar. Hay diseños de todo tipo: imitación a losa, imitación a madera, parqué, con dibujos vintage, etc. y sólo necesitarás un cúter para cortar las piezas que choquen contra la pared.

Cocinas y Baños

Una vez con el suelo nuevo en toda la casa (el vinilo resiste al agua por lo que puedes ponerlo también en baño y cocina) le toca el turno a las susodichas y temidas estancias.

Para empezar olvidaos de cambar azulejos. Actualmente hay una pintura, tanto en brillo como en mate, que se adhiere perfectamente al azulejo sin necesidad previa de imprimación y que deja un acabado totalmente natural, por lo que no se notará que has pintado los azulejos antiguos. Si eres mañoso/a podrás utilizar incluso varios colores, hacer una cenefa o pegar algún motivo sobre ellos. ¡No sabéis cómo puede cambiar un baño o una cocina con tan sólo cambiar el color de los azulejos y el suelo! Parecen estancias diferentes pero si  también queréis cambiar muebles os recomiendo Ikea, Leroy Merlin o tiendas similares y os explicaré el por qué. Si optáis por una tienda tradicional de muebles de cocina os vendrá todo sin instrucciones porque, supuestamente, os va a montar la cocina un profesional, pero si compráis en Ikea o Leroy Merlin, tendréis todas las instrucciones e incluso el plano de cómo debería quedar y os será todo mucho más sencillo.

Ahora bien, en el baño os encontraréis que, sin hacer obra, no podéis más que cambiar el mueble del lavabo, pero no el inodoro ni el plato de ducha, etc. Pues bien, el inodoro suele estropearse (al menos estéticamente) pos la tapa y ésta es muy fácil de cambiar. En Tapa del Water podéis pedir el modelo que necesitéis y os lo enviarán a casa en unos días.

Decoración

Por lo demás, todo es sencillo. Si quieres cambiar muebles de salón empieza a buscar. Si optas por la compra online te recomiendo Dismobel, tienen mobiliario de gran calidad y las descripciones de los productos son exactas por lo que siempre sabes qué estás comprando.

Para decorar un poco buscad cosas originales porque si os ponéis a comprar por internet en tiendas como Zara Home o JYSK acabaréis teniendo una casa del montón. Yo miraría más los textiles de Home Olé, con ellos podéis redecorar de todo con un toque de color en cortinas, cojines y ropa de hogar. Cuentan con cortinas decorativas, manteles originales, tejidos y mucho más.

Así que ya no hay excusa, ya podéis reformar sin obras. Eso sí, tened paciencia y mucha maña, eso es importantísimo.