Nuestra despedida de soltero en Alicante

Nuestra despedida de soltero en Alicante

Cuando un buen amigo te dice que se va a casar, lo primero que piensas es en organizar la mejor despedida de soltero del siglo. Esperas ir de fiesta durante dos días, vestirlo con los disfraces más ridículos que encuentres en la tienda de disfraces, y porqué no decirlo, revivir alguna de las escenas de la famosa película Resacón en Las Vegas.

Siempre hay temas que tratar con la pareja, como si valen los/las strippers, si la despedida va a ser conjunta o separada, o si por el contrario se desea que haya una ciudad entera de por medio. En el caso de mi mejor amigo la pareja solo puso un requisito, que no hubiesen strippers o Boys, y que la despedida tiene que ser cultural.

Cuando escuchas esto, como amigo, se te cae el mundo encima, sobre todo cuando ves que no hay ninguna posibilidad de cumplir las ideas que tenía el grupo de amigos. Pero como hay que respetar las decisiones de la pareja que se van a pasar, nos dispusimos a buscar la mejor fiesta cultural que se pudiera vivir.

Elegimos como ciudad donde celebrar la despedida en Alicante, ya que es una ciudad con un montón de actividades culturales, el centro se llena por las tardes, y lo más importante de todo, tiene una gran oferta cultural. Además, solo está a dos horas de Madrid si coges el AVE, y unas tres si vas en coche.

Dado que el tema de la despedida de soltero era cultural, decidimos organizar una serie de actividades a lo largo de dos días. Deseábamos sumergirnos en la cultura alicantina, y para ello decidimos viajar a mediados de junio, ya que se celebran las Hogueras de Alicante. Si nunca has vivido esta fiesta es muy recomendable, ya que la ciudad se llena de gente y se ofertan muchas actividades culturales. Además, pasear por la calle viendo los ninots era una verdadera delicia para la vista.

Pero además queríamos visitar otros sitios típicos de Alicante en los que escribir o pintar. Y cómo no, durante la noche también deseábamos irnos de fiesta, porque hay muchos locales en el barrio viejo y en el centro de Alicante donde se juntan muchos grupos que celebran despedidas de soletero y soltera. Una de las calles principales es la Calle Castaños, donde siempre encontrarás a alguien celebrando una despedida de soltero.

La organización

Dado que el grupo de amigos celebrábamos las actividades de los dos días, decidimos contratar a una empresa especialista para que nos aconsejara y nos ayudara con las actividades. Decidimos contratar a Hotdespedidas, ya que nos la habían recomendado otros amigos que celebraron una despedida justo un mes antes.

Le comentamos las ideas a la empresa, y nos ofreció tres planes que encajaban a lo que queríamos. Llegamos el viernes 23 por la tarde, y nos tenían preparada una estupenda Barbacoa en la Cala del Carrichal en Campello, donde tuvimos toda la privacidad que deseábamos. Era la noche de San Juan y por lo tanto bajamos a la playa a saltar las olas para llamar a la suerte.

Al día siguiente nos fuimos en un velero de esos de película a Tabarca, que es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana, y está muy cerca de Alicante. El viaje en velero fue genial, nos divertimos mucho, y al llegar a Tabarca a medio día disfrutamos de su caldero típico. Después de comer fuimos a las preciosas calas, donde sacamos un set de pintura para dar el toque cultural y artístico a la despedida de soltero. Todos pintamos unos cuadros del puerto, unos mejor que otros dado que las risas hacían imposible mantener el pulso firme.

Volvimos por la tarde, y para la noche teníamos previsto disfrutar de la cremá de Alicante, que es cuando se queman las Hogueras. Es muy emocionante ver como se queman las hogueras, además de que si te pones cerca los bomberos echan agua a la gente para calmar el calor que produce el fuego.

Para finalizar, el domingo ya se encontraron los novios y volvimos de vuelta a Madrid. Sin duda fue una experiencia muy agradable que recordaremos siempre.