Msanz, un artista de la fotografía de bodas

Msanz, un artista de la fotografía de bodas

Una boda es un día inolvidable para todas las parejas que desean compartir su amor y comprometerse para siempre delante de sus seres queridos y familiares. Pero paradójicamente es un día del que no disfrutan especialmente mucho quienes se casan, ya que están tan pendientes de que todo el mundo disfrute, lo pase bien y que no haya ningún error en todo lo planeado para la ceremonia, que el tiempo vuela y apenas pueden mirarse a los ojos cuando se dan el sí quiero y cuando abren el baile antes los invitados. Es por esto que las fotos de la boda cobran siempre tanta importancia, porque son un verdadero recuerdo de lo que sucedió ese día, la forma de ver los vestidos a posteriori, de ahí que debamos prestar atención escogiendo al fotógrafo. Desde aquí queremos recomendaros a Msanz, un verdadero artista de la fotografía de bodas que busca siempre tomar las imágenes más especiales.

Msanz es un fotógrafo especializado en retratar bodas en las zonas de Pontevedra y, concretamente en Vigo. Es natural de Ferrol (en A Coruña), aunque desde hace unos cuantos años reside en un pueblo de la provincia de Pontevedra, muy cerquita de Portugal, de ahí que sus servicios se contraten en esta provincia, aunque se mueve bastante por otras zonas de Galicia.

Comenzó a aficionarse por la fotografía desde muy temprano en su vida, con las primeras cámaras de carrete, de las que enseguida contó con una con la que se dedicaba a retratar paisajes de los viajes familiares, forjando así la que es una de sus mayores pasiones: viajar y crear recuerdos de estos viajes. Su primer contacto con una cámara profesional llegó en el año 2004, con la adquisición, durante su estancia en Lisboa, de su primera cámara réflex  analógica para plasmar, en blanco y negro sobre todo, esa magnífica ciudad, de la que trató de fotografiar sus calles, lo cotidiano y, de ahí, a sus gentes.

Cámara en ristre, captando paisajes y emociones, de Portugal se fue a Buenos Aires, para residir en esta espectacular ciudad un año más y desde ahí, emprender nuevos rumbos, no solo por provincias argentinas, sino también por países como Uruguay, Chile, Bolivia, Perú o Brasil.

Actualmente, su estudio se encuentra en Porriño, en la provincia de Pontevedra, de forma temporal (en breve lo tendrá también en el centro de Tui). Se trata de una gran manera de que los novios se acerquen a él, le hablen de su idea de boda, de ellos mismos… Un buen fotógrafo de bodas precisa conocer bien a los novios para hacer unas fotos que sean verdaderamente de su agrado. Tiene que buscar la complicidad con ellos y hacerse casi de la familia. Hay que tener en cuenta que un fotógrafo de bodas va a estar presente en momentos muy íntimos, como cuando los novios se visten para ese día, por lo que la confianza con el fotógrafo es clave para captar de verdad la emociones y que esas imágenes no resulten encorsetadas por la timidez o la vergüenza.

Msanz es muy bueno en este sentido, porque tiene una gran capacidad para conectar con los novios. Quizás la razón sea el hecho de haber viajado tanto, de haberse relacionado con tantas personas a lo largo de su vida y de su facilidad para empatizar. Por eso siempre consigue unas fotos que se pueden ver mágicas.

Un recuerdo para siempre

Tenemos que pensar que las fotos de boda serán un recuerdo que nos durará toda la vida y que estará ahí para que lo podemos compartir con nuestros hijos y nietos en el futuro, no únicamente ahora con los amigos o familiares. En este álbum debemos vernos muy naturales, tenemos que pensar que podremos remitirnos a él para dar a nuestros hijos y nietos una imagen de cómo éramos en nuestra juventud.