Acentos en el mundo de la interpretación

Acentos en el mundo de la interpretación

Hay pocas cosas más características de una procedencia que la forma de hablar y expresarse. Los distintos acentos suponen un elemento que enriquece nuestro lenguaje y le dora, en cierta forma de gran identidad.

Sin embargo, en nuestro “doblado” panorama cinematográfico y televisivo, los acentos parecen más una desventaja a un elemento que nos enriquezca.

De hecho, solemos valorar cómo un actor consigue reproducir un determinado acento extranjero al enfrentarse a un personaje marcado por una determinada procedencia, pero, de lo contrario, si se trata de nuestros actores a la hora de trabajar en mercados internacionales ese “acentillo español” puede suponer un gran problema para el lanzamiento de su carrera.

En nuestra televisión, por ejemplo, ocurre mucho la necesidad por parte de muchos presentadores de neutralizar su acento.

Nos lo comentaba un guía turístico que tuvimos con Visitours, mientras nos enseñaba Sevilla y contándonos diferentes anécdotas nos decía lo difícil que lo tuvo su novia para abrirse paso en la televisión por su marcado acento andaluz.

Cuando el Acento Neutro ayuda en la Carrera de un Actor

Y no solo lo dice él, es una opinión que comparte, por ejemplo, el filólogo, editor y poeta Juan F. Rivero a lo que añade: “mi pareja es actriz y se le exige, desde el principio, en escuelas de interpretación de la propia Andalucía que busque un acento neutro. Por un lado, está la comprensibilidad, para que a los actores se les entienda en toda España, vale. Pero, por otro lado, quieren quitarles el prejuicio, porque si los actores están marcados como andaluces se le van a asociar ciertos roles”.

Durante la visita guiada muchas personas participaron en el debate de los acentos, había gallegos, catalanes y vascos en el grupo así que el debate no tenía desperdicio, no solo por la variedad de lenguas y acentos sino también por la variedad de opiniones.

Algunos hablaron del caso de Antonio Banderas que, siendo malagueño ha conseguido hacerse un hueco en Hollywood si bien, otro contrarrestaba comentando que sí, se ha abierto al mercado internacional pero siempre con papeles de hispano como en Mariachi, uno de los papeles más conocidos. Y es que este malagueño tan internacional tiene un acento spanish que no puede con él.

De hecho, no muy diferente es el caso de Penélope Cruz que el Oscar de la Academia que ganó por Vicky Cristina Barcelona, fue precisamente eso, con un personaje de mujer española que no solo tenía acento, sino que hablaba frases enteras en español, eso sí dirigida por Woody Allen.

Diferente, por ejemplo, es el caso de los actores ingleses en Hollywood, que si trabajan un poco su acento británico para darle ese toque americano pueden interpretar papeles de personajes muy diferentes sin problema.

Y es que, al final si no trabajas tu acento apropiadamente tu acento no solo te delata, sino que, como actor te limita y te relega a hacer siempre de “hispana” si se trata de actores españoles en Hollywood o, en el caso de los presentadores del Telediario, como tengas seseo y aspires la jota con brío, como mucho, presentadora puede que sí, pero en Canal Andalucía.