El arte de escribir

El arte de escribir

No hay nada en esta vida más bonito que escribir. Plasmar tus sentimientos con palabras. Sirve para cautivar, emocionar, enamorar, reír o incluso para hacer sufrir. Sin duda lo de escribir es un arte. Cuando lees un libro y está bien escrito te evoca todo. O incluso una noticia en el periódico te hace sentirte participe de ello. Lamentablemente como todo arte, no todos valemos, por eso, en ocasiones hay que acudir a la inspiración de otros. Un claro ejemplo es el de la empresa Escritor por Encargo, que se encarga de poner las letras en cada sitio para realizar una obra de arte.

Y es que en esta vida, las palabras siguen siendo esenciales. Ellos dan forma a cualquier historia que por ejemplo se te haya ocurrido. Es la típica frase que dices de “lo tengo en la cabeza pero no sé ponerlo sobre el papel”. Pues bien, ellos redactan obras literarias de cualquier temática: novela romántica, misterio, ciencia ficción… Ofreciendo también el importante trabajo de un corrector de textos.

  • O por ejemplo, esas personas que han vivido tanto que sus experiencias darían para escribir un libro tienen aquí su mejor forma de hacerlo. Anécdotas familiares, evolución histórica de tu linaje, un regalo de aniversario que recoja la historia de amor de tus padres… La vida de cualquier persona puede convertirse en una lectura apasionante. Estos artistas de las palabras se convertirán en tu escritor fantasma.
  • Pero su trabajo no solo se queda plasmado en un papel, también puede ser escuchado. Me refiero al hablar en público. En algunas ocasiones genera inquietud, por eso, para calmar tus nervios, ellos te crean  un discurso que se adecúe más a tu carácter y al evento en que debes participar. No es lo mismo hablar durante una tesis doctoral que durante una entrevista de trabajo. Ellos te dicen las palabras justas para decir en el momento justo.
  • Ahora ya se lleva poco, pero hace muchos años, la forma de conquistar a las mujeres no era mediante el whatsapp o las páginas de relaciones personales de Internet. La mejor forma de conquistarla era dedicándola un poema. Un texto donde se plasmaran todos tus sentimientos, donde ella se sintiera reflejada y donde observara todo un futuro juntos. Pues bien, estos escritores por encargo se convertirán en tu particular Gustavo Adolfo Becquer y no vas a necesitar tener un cuerpo de 10 para llevarla a tu parcela. Ofreces unos cuantos datos y será su poesía más personalizada.

Así, cada encargo es único y para ello cuentan con un escritor fantasma idóneo en cada caso, y se conformará para él un presupuesto, un sistema de trabajo y unas tarifas que se amolden a la realidad de cada caso, desde la redacción más larga, hasta el poema más escueto.

De esta manera, si a veces piensas “busco escritor para mi libro” solo tengo que acudir a su web y ellos me explicarán su forma de trabajar. Y es que como te decía antes, esto de escribir es un don, y si Dios no ha querido regalarlo, habrá que buscar a quien lo tenga para que nos eche una mano. ¿No crees?