Compra, reforma y vende

Compra, reforma y vende

¿A quién no le gustaría poder comprar una vivienda nueva, a estrenar, con todo lujo de detalles, en una urbanización o una localización perfecta de tu ciudad? Probablemente todos querríamos tener el dinero necesario para poder hacer algo así pero también son muchos los ciudadanos que están optando por comprar viviendas antiguas a un precio muy inferior con el objetivo de reformarlas de arriba abajo transformando completamente su estética y dejando todo a su gusto. De hecho, están proliferando las empresas que compran viviendas de este tipo para reformarlas y revenderlas obteniendo así atractivos beneficios.

Ahora bien ¿es posible que un manitas del tipo “Apadrina un artista” pueda hacer algo así? La respuesta es un contundente sí. Lógicamente hay partidas en las que tendremos que contar con empresas profesionales pero si tenemos tiempo y dinero para invertir, esta opción puede rentarnos grandes beneficios.

Antes de nada debemos contactar con una empresa de reformas integrales y rehabilitación de edificios con el fin de asegurarnos de que podemos contar con sus servicios llegados el caso. Podemos incluso plantearles una especie de colaboración ya que, si piensas hacer esto en más de una ocasión, puede acabar siendo una relación muy provechosa para ambas partes. Desde aquí os podemos recomendar a Alfa Interiorismo o Grupo Navitec.

Una vez tengamos eso más o menos “atado” ya podemos empezar a buscar un piso o una casa unifamiliar para comprar y reformar. Debemos tener en cuenta que los compradores que optan por una vivienda reformada suelen ser personas a las que les importa más la ubicación que la posibilidad de estrenar vivienda, por lo que nuestra recomendación es buscar viviendas cerca del centro de las ciudades, de la zona de ocio, de playas y áreas turísticas o cerca de hospitales y centros comerciales. Estas áreas suelen tener un precio de compra-venta mayor pero también suele ser más fácil cerrar la venta de un piso en ellas.

Pasito a Paso

Lo primero que debemos hacer es destripar la vivienda. Tal vez esta sea la única partida para la que necesitemos contratar a profesionales expertos si de verdad somos buenos manitas, ya que la electricidad y la fontanería no puede hacerla, o no debe hacerla, una persona que no tenga los conocimientos adecuados. Es un gran riesgo dejar en manos de un aficionado estos temas.

El consejo principal es que, a no ser que descubráis que ha habido una reforma previa y la electricidad ya cuente con cable del dos por toda la casa, y la fontanería tenga tuberías nuevas de PVC, lo normal es que tengáis que cambiarlo todo de arriba bajo. Instalación eléctrica nueva e instalación de fontanería, pero créedme, merece la pena.

Una vez tengamos eso claro podemos empezar con la parte en la que serán nuestras manos las artistas del lugar. No os agobiéis, no necesitáis hacerlo todo en dos meses, si tardáis seis no tiene importancia. Lo que verdaderamente importa es que tras realizar el trabajo podáis estar orgullosos de él y obtengáis beneficios, así que no intentéis enlucir una pared en dos horas, todo lleva su tiempo.

Ahora bien, debéis tener muy claro con qué reclamos vais a dotar a la vivienda para llamar la atención de los posibles compradores. Algunas ideas básicas y que funcionan muy bien son:

Aire acondicionado: a nadie le gusta pasar calor en casa y cualquier comprador que piense que tiene que hacer esta instalación a posteriori se echará atrás. Sin embargo, si ven que eso ya lo tienen hecho, puede ser un punto a favor muy interesante.

Chimenea o estufa de pellets: la chimenea siempre es un reclamo magnífico. ¿Quién no quiere sentarse al calor de fuego un domingo mientras lee su novela favorita? Sin embargo no en todas las casas se puede instalar una chimenea, en ocasiones no es viable, por lo que las estufas de pellets suelen ser una gran opción. Lo ideal es tenerla en funcionamiento cuando lleguen los posibles compradores a ver la casa, en Pellets del Sur podéis comprar biomasa y pellets como combustible para tener todo listo.

Colores neutros: ser creativo puede estar muy bien, pero debemos reconocer que no somos diseñadores y, además, la vivienda no nos la vamos a quedar nosotros por lo que es muy posible que los nuevos dueños quieran darle su toque personal. Para ello, lo mejor es que utilicemos colores neutros con el fin de decorar las estancias, así, los posibles compradores verán un lienzo en blanco en el que pueden dar su toque de personalidad. Usa tonos grises, blancos, cremas y marrones claros.

Muebles modernos de líneas sencillas: lo mismo ocurre con los muebles ya que desconocemos los gustos personales de los compradores y es posible que dando demasiada personalidad a las estancias acabemos asustando o espantando a los interesados. Es mejor decorar todo con muebles modernos de líneas sencillas que muestren lo bonita que puede quedar la vivienda sin cargarla demasiado, dando espacio a la creatividad de los futuros compradores.

Y, por supuesto, añade comodidades: filtros de agua para los grifos, control de intensidad de luz, ventanas correderas o abatibles de PVC con cristal aislante, suelos de madera, instalación de fibra óptica… en definitiva, convierte la vivienda en una casa funcional y cómoda para llamar la atención de cualquier interesado.

Si consigues todo eso es muy posible que el tiempo que tardes en vender la casa sea muy inferior al de la media en tu ciudad pues la mayoría de las casas no están pensadas para venderse y la tuya sí, así que si lo tienes claro ponte manos a la obra y cuéntanos luego tu experiencia.