Para un bebé, mejor un regalo personalizado

Para un bebé, mejor un regalo personalizado

Si tienes unos amigos que acaban de ser padres y te estás planteando el ir a hacerles una visita para conocer a su bebé, debes tener muy claro que no puedes ir sin las manos vacías. Es una tradición llevar un regalo para el recién nacido y también, a ser posible, para la madre, que es la que ha pasado todo el trago del embarazo, el parto y ahora el postparto. Etapas nada sencillas para una mujer. El mejor regalo, siempre, es un detalle que se haya hecho con cariño y con amor, a ser posible, algo artístico o personalizado como los detalles que venden en la web de Detalles Cucos. ¿No os pone a vosotros de mala leche que os regalen un libro o una colonia como se hace con aquellos a los que no conocemos mucho pero con los que queremos quedar bien? Pues esto es algo similar.

Para estos casos, yo suelo tirar, como os decía, de la tienda online de Detalles Cucos. Aquí tienen los regalos más originales para bebés y recién nacidos a unos precios asequibles, perfectos para tener un detalle en la primera visita. El abanico de productos que ofrecen es muy grandes, desde tartas de pañales para bebés, canastillas originales de ropa, productos de aseo de Picu Baby y otros productos que se pueden incluso personalizar. En definitiva, podrás encontrar una amplia gama de regalos para bebés recién nacidos de la mejor calidad y a un precio único.

En la sección escaparate de la web podrás visualizar algunos de sus modelos de tartas de pañales, canastillas originales para bebé, e incluso packs de regalos con chuches y peluches. Y si el presupuesto es mayor, también cuentan con una sección de mobiliario infantil, donde hallarás todo lo necesario para la habitación del bebé, desde minicunas y cunas Takta, hasta muebles bañera, cómodas y mucho más.

Si sois buenos con las manualidades, otra bonita opción que tenéis es crear vuestro propio regalo, un presente que la familia sabrá valorar ya que se le ha dedicado mucho más tiempo que yendo directamente a comprarlo a cualquier centro comercial. Podéis bordar por ejemplo un babero en punto de cruz con el nombre del bebé. Los hay que vienen ya con una franja con los agujeritos para esta manualidad, de forma que resulte más sencillo incluso para los no iniciados.

Asimismo, siguiendo en este línea, como lo que más necesitan los pequeños suele ser ropa, si se os da bien el punto, es posible tejer bufandas, patucos, mantitas para la cuna o para el coche, algún jersey o gorro… Aquí el abanico de ideas es amplísimo y seguramente en internet encontraréis un montón de tutoriales para aprender todo aquello que no conozcáis.

Con unas pinturas de gel y en relieve podéis decorar también los regalos, ya sea un cepillo para el pelo en madera o una cajita donde guardar sus juguetes o los primeros dientes que se le caerán al pequeño.

Como veis, ideas no faltan si tenemos tiempo, y los agasajados agradecerán el tiempo que con cariño les hemos dedicado, huyendo del típico estuche de colonia y jabón que se compra hasta el súper.

No te olvides de la madre

Como os decíamos al principio, la madre es quien lo pasa durante el embarazo, el parto y el postparto, del que a veces hablan todavía peor. ¿Por qué no llevarles a ellas también un regalo? Se lo merecen como el que más, y deben sentirse igual de protagonistas que el bebé, ya que su esfuerzo ha sido grande. Tener un detalle con ellas es una forma muy bonita de darles las gracias por haber traído al mundo al nuevo pequeño. Y no hace falta tampoco gastarse mucho dinero.

Seguramente, después de tantos cambios en su cuerpo, y especialmente por fuera, en la piel, que se ha estirado mucho, agradecerán que las mimemos con cremas para sentirse más bonitas. O incluso otra buena idea es regalarles un tratamiento de belleza en un centro de medicina estética profesional como Rosa Bonal. Ahí las pueden ayudar con las estrías, con la depilación por láser, ahora que con el bebé tendrán menos tiempo para hacerse la cera o pasarse la máquina…

Asimismo, un regalo que no debería fallar para estos primeros días en los que dormirán menos serán los momentos de relajación para ellas solas. Así, un bono de masajes puede ser perfecto para las primerizas, que no se esperaban semejante cansancio.

Y cómo no, el regalo estrella desde hace unos años, el jamón. Hace tiempo que viene prohibiéndose por parte de los médicos comer este producto durante el embarazo. Un delicatesen que toda mujer echa de menos y por la que estará deseando dar a luz para volverlo a probar. Entre varios amigos os podéis rascar un poco los bolsillos y no tocaréis a tanto.